Clasificación

Teniendo en consideración la naturaleza química, las sustancias activas de los vegetales, determinan el efecto terapéutico sobre el organismo de los humanos, podemos considerar que las plantas medicinales, alimentos, aceites esenciales, etc, pueden dividirse en:

Antihelmíticas

Plantas eficaces contra los parásitos intestinales facilitando a su vez su expulsión.

Ejemplos de dichas plantas son, la fumaria, zanahoria, granada, calabaza, cebolla, o el helecho macho.

Antiinflamatorias

La cola de caballo, es un buen ejemplo, ayudándonos a aliviar o reducir la inflamación o hinchazón de los tejidos.

Antimicrobianas

Exterminan los microbios causantes de enfermedades y ayudan a fortalecer los mecanismos de defensa del organismo.

Aromáticas

Estas sustancias, además de ser ligeramente antisépticas, son útiles para corregir el sabor y olor de otras sustancias.

Algunos ejemplos son la salvia, el romero, el espliego y la manzanilla.

Astrisgentes

Son l@s que poseen un alto contenido de taminos, con la capacidad de actuar sobre la epidermis y/o mucosas. Suelen ejercer también un efecto de drenaje en el tejido y una acción antiinflamatoria. Reducen la irritación cutánea y crean una barrera protectora contra infecciones.

Por ejemplo lo son los, arándanos, cortezas de roble y sauce, bardana, nogal, orégano, hipérico, entre otr@s.

Cardiotónicas

Son las que contienen un gran nombre de glucósidos capaces de ejercer una aceleración del ritmo cardiovascular. 

Por ejemplo lo son el espino albar, adonis, lirio de los valles y el eléboro.

Carminativas

Ejercen una beneficiosa influencia sobre la evacuación de los gases intestinales, en los calambres presentes en los músculos lisos del intestino y las contracciones dolorosas, reduciendo la tensión dolorosa.

Además de ello, frenan el desarrollo de las bacterias responsables de las fermentaciones.

Por ejemplo lo son las plantas espamolíticas, como el anís, la manzanilla, el hinojo, la menta piperita, la salvia, el enebro, entre otr@s.

Colagogas

Lo son las plantas cuyas sustancias nos ayudan a la producción de la bilis de las células hepáticas, o la eliminación de ella de la vesícula y de las vías biliares.

Unos ejemplos de este tipo son, la agrimonia, el agracejo, el orégano, la hierbabuena, el helenio, el ruibardo, entre otr@s.

Diaforéticas o sudoríficas

Son plantas que facilitan la transpiración.

Como por ejemplo, el saúco negro, manzanilla, ulmaria, bardana, tilo, fumaria, entre muchos otros.

Diuréticas

Favorecen o aumentan la cantidad de orina eliminada. Con propiedades ligeramente desinfectantes y muy útiles frentes a las afecciones de las vías urinarias, sedimentos en la orina y pequeños cálculos.

Entre ellas podemos encontrar el brezo, cardo santo, abedul, raíz de bardana, ortiga, entre otros.

Emenagosas

Estimulan la expulsión del flujo menstrual.

Emolientes

Tienen acción antiácida y nos protegen los tejidos irritados o inflamados.

Estimulantes del sistema digestivo

Inducen el apetito y la producción de los jugos digestivos.

Expectorantes

Como bien indica la palabra, nos ayudarán y facilitarán la expectoración. Principalmente las plantas mucilaginosas, que se hinchan en presencia del agua permitiendo así  humedecer la zona de la laringe. Su acción nos ayuda a reducir la inflamación y la tos.

En el caso de las sustancias con propiedades eméticas, permiten el aumento de las secreciones de los bronquios y sus glándulas, provocando náuseas que en ocasiones pueden ser deseables para la expectoración, pero en dosis elevadas pueden ocasionarnos vómitos.

En el caso de las sustancias con propiedades estimulantes, por efecto de su capacidad de volatilizarse a través del aparato respiratorio, excitan las mucosas y facilitan la disolución de las mucosidades y en consecuencia la expectoración. Además son algo desinfectantes y nos ayudan a relajar la musculatura lisa de os bronquios  de las contracciones.

Entre las plantas con propiedades expectorantes, expectorantes eméticas y expectorantes estimulantes, podemos encontrar, el malvavisco, llantén, malva, hinojo, menta, tomillo, semilla de lino, entre otros.

Y para calmar la tos específicamente, encontramos el regaliz, el tusílago, la pepita de membrillo, etc.

Hepáticas

Fortalecen el hígado y ayudan a que funcione de un modo adecuado.

Hipotensivas

Actúan sobre la hipertensión y se suelen aplicar en combinación con un régimen alimenticio
adecuado. 

Algunas de las plantas con dicha capacidad son la valeriana, el ajo, la avena, meliloto, etc.

Laxantes

Las sustancias laxantes son aquellas capaces de acelerar la evacuación intestinal.

Por ejemplo, el regaliz, nuez, lino, entre otros.

Sedantes

Permiten actuar sobre el comportamiento del sistema nervioso central, aunque debo puntualizar que suelen tener una acción más suave que otros remedios de composición química. 

Algunos ejemplos son, la valeriana, lúpulo, pasionaria, brezo, etc.

Tranquilizantes

Nos ayudan a reducir y controlar estados de nerviosismo, ansiedad e inquietud.

Vulnerarias

Tienen la capacidad de reducir las inflamaciones a la ves que aceleran la renovación de los tejidos dañados.

Ejemplos eficaces son la manzanilla, el melioto y la caléndula, que cicatrizan heridas y curan enfermedades de la piel, o el brezo que actúa como antiinflamatorio de las vías urinarias, o el romero que es un antirreumático, entre otros. 

Image and video hosting by TinyPic

You May Also Like

2 comentarios

  1. Esta va ser la mejor guía que he leído,me va avenir de lujo,jaja,ya solo con ver estas entradas se que va ser muy completa,me quito el sombrero contigo,jiji,besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh que love eres. Muchas gracias cielo ^_^
      Besotes

      Eliminar

¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥