Hacer aceite de aguacate en casa

Aceite de aguacate
Como he ido viendo que los artículos de hacer vuestros propios productos en casa con ingredientes naturales, os gustan mucho, hoy os traigo otro post sobre ellos.

¿Qué os parece si hoy aprendemos a realizar aceite de aguacate en casa?

Es un poco más cansino de hacer, más que nada por la espera, y como una es una impaciente... Jejeje

Antes de pasar a indicaros los pasos para realizar el aceite de aguacate, os voy a hablar un poco sobre el, aunque más adelante os haré un post enterito sobre esta fruta.

El agucate es una fruta carnosa, de un color verde vivo, con grandes propiedades nutricionales y beneficios para nuestra salud. Nos aporta potasio, hierro, fósforo, betacarotenos, vitaminas del grupo B (incluyendo ácido fólico) E, A y K y cobre.

Y de esta fruta se extrae un aceite muy valorado por todas las propiedades. Os anoto algunas;
  • Contiene ácidos grasos beneficiosos que son ricos en antioxidantes, los cuales ayudan a proteger a nuestro corazón y de un modo general, al buen funcionamiento del sistema cardiovascular.
  • Ayuda a disminuir el colesterol malo. 
  • Nos ayuda a mantener la tensión arterial equilibrada, es decir, dentro de los valores "normales".
  • Es un potente estimulante de la regeneración de los tejidos y la piel.
  • Ayuda a combatir las varices.
  • Fortalece el cabello reduciendo su debilidad y caída.
  • Combate los daños causados por los radicales libres y oxidación de las células.
  • Y retrasa el envejecimiento.
Ya os he comentado que os haré un post enteríto sobre la fruta más adelante, así que nos ponemos ya manos a la obra para fabricar nuestro propio aceite de aguacate en casa.

Antes de empezar a decidirnos de hacer esta receta, quiero apuntaros algunas cositas.

La primera es que, en este caso el aceite es vegetal y no esencial. También que dicho aceite va a obtenerse mediante la presión en frío del aguacate, vamos no lo vamos a mezclar con otro tipo de aceite, sino que vamos a obtenerlo mediante la prensión de la fruta. Y que como de cada aguacate se obtiene muy poco aceite, os aconsejo que para empezar lo probéis con dos o tres aguacates, para poder calcular más o menos, la cantidad de aceite que vais a obtener. Para daros una idea, yo que lo he probado ya, de unos dos aguacates podéis obtener unos 25ml de aceite.

¿Empezamos?

Aceite de aguacate
Limpiamos dos o tres piezas de aguacate, y cortamos los frutos por la mitad para poder extraer la pulpa. La sacamos y la introducimos en un bol o mortero, o el recipiente que gustéis, y lo machacáis bien machacadito.

Si os cansáis, también podéis usar una batidora para batir las pulpas. ¿La diferencia? Que con la batidora simplemente obtendréis una textura más fina, pero no es algo que afecte en el proceso. Así que escoged la forma que más os apetezca.

Yo como me gusta más las cosas más artesanas, opto siempre por el mortero. 

Una vez tengáis la pulpa machacada, extendéis el puré bien en una bandeja plana creando una capa fina para facilitar el secado del aguacate y poder extraer después el aceite. Así que cuanto más fina se la capa, más rápido se secará. 

Otra cosa, si veis que tenéis demasiado puré para una sola bandeja, utilizad otra para el resto del puré.

Bien, llegado este punto tenéis dos opciones. que dependerá de lo pacientes que seáis.

La primera; podéis dejar que el aguacate se seque al sol durante uno o dos días.

Y la segunda; si no podéis esperar, y queréis acelerar el proceso, introducid las bandejas en el horno en la opción de calor arriba y aire abajo, y que la temperatura no supere los 50º, ya que queremos que solamente se seque, no que se cocine. Id vigilando constantemente las bandejas para que no se queme el aguacate, si lo veis negro... os habréis pasado y se habrá quemado. Y si mientras lo vas vigilando ves que el horno se calienta demasiado, baja la temperatura. La media es dejarlo en el horno unas 5 horas, aproximadamente.

En ambas opciones el aguacate os quedará de un color marrón oscuro, repito, si en la opción horno es negro, se ha chamuscado (lo digo porqué es lo que me pasó la primera vez...jajajajaja).

Cuando ya esté secado, lo retiráis de la bandeja con ayuda de una paleta de madera, y lo vas colocando en un paño limpio de algodón o gasa. 

Cuando tengáis todo el producto en el paño, coged un recipiente y colocad encima el paño que envolverá el aguacate seco. Y ahora es la hora de demostrar lo "cachas" que estáis, porque deberéis exprimir todo lo que podáis el paño con el aguacate para extraer el aceite. Deberéis tener un poco de paciencia y hacer un poco de fuerza, pero os debe salir aceite sí o sí, y creédme, vale la pena.

Si se diese el caso de que no sale nada, tranquil@s, no es que seáis un@s tirillas, simplemente será porque el aguacate no se ha secado lo suficiente. Pero si seguís los pasos que os he indicado, os debe salir aceite de un tono amarillo verdoso que colaremos para que quede lo más "limpio" posible.

Y ya tenéis vuestro aceite de aguacate listo para usar.

Y ahora quizás os preguntéis.. ¿y cómo podemos usar el aceite de aguacate?

Si os parece os doy algunas ideas.

En cocina se puede usar en ensaladas, humus y otros platos fríos o templados. Pero con una cucharadita al día de este aceite es suficiente ya que tiene un gran porte calórico.

Por otro lado lo podemos usar en cosmética natural para elaborar cremas y mascarillas, para el rostro, el resto del cuerpo e incluso el cabello, ya que es un potente hidratante y ayuda a suavizar la piel y cabellos estropeados. 

Para el cabellos estropeados por el sol o tintes agresivos, debemos humedecer el pelo y a continuación aplicar el aceite por todo el pelo, sobre todo por las puntas. Lo dejamos actuar durante unos 15 minutos (si cubres el pelo con una toalla aumentará el efecto). Pasados estos minutos, se debe lavar con champú y aclarar. Si eres constante en poco tiempo podrás recuperar tu melena estropeada. Además gracias a su contenido en antioxidantes y minerales nos permitirá frenar la caída del cabello.

Aceite de aguacateSi no se tiene el cabello muy dañado, también podéis usarlo como ingrediente para una mascarilla mezclándolo con otros ingredientes.

Pero ti tenéis el pelo muy graso, es mejor que evitéis este tipo de mascarillas.

Para pieles secas podemos verter una pequeña cantidad de aceite y aplicarlo directamente, esto le aportará hidratación y nutrición a tu piel. Tiene unos efectos óptimos en las grietas de los talones, codos y otras asperezas que podamos tener en la piel. 

Además puede aliviarnos el dolor y ardor de todo tipo de quemaduras, principalmente las solares. Y a la vez protegernos de ellas, y ¿cómo? Basta con aplicarnos aceite de aguacate unos minutos antes de aplicarnos nuestro protector solar habitual.

También puede usarse el aceite de aguacate para masajes relajantes, estimulantes y desestresantes.

Aplicándolo en el rostro retrasa la aparición de arrugas e incluso puede ayudar a difuminar o alisar las arrugas ya existentes, siempre y cuando, como en todo, si se es constante. Aplicar el aceite durante unos 15 minutos y después aclarar con agua tibia.

Además también se pude usar como desmaquillante. Para ello simplemente extended el aceite por el rostro, haced un pequeño masaje extendiéndolo bien por todas las zonas, incluyendo párpados y labios, y luego lo retiráis con un disco de algodón. Ya veréis que no habrá ni rastro de maquillaje y que además vuestro rostro quedará tan hidratado que ni siquiera váis a necesitar aplicar un producto de hidratación.

E incluso como exfoliante. Basta con mezclar aceite con sal marina o sal del Himalaya y aplicarlo sobre la piel, e incluso rostro, dando un suave masaje circular. Después se retira con abundante agua tibia y ya veréis que piel de bebé se os va a quedar.

Y ya para finalizar, podéis usarlo para reforzar las uñas débiles aplicándolo con un masaje suave y circular.

En principio este tipo de aceite no supone ningún tipo de contraindicación ni puede causarnos efectos secundarios, pero si queréis descartar una posible reacción alérgica antes de su aplicación, podéis realizaros una prueba aplicando dos o tres gotas de aceite en el brazo y extender. si después de un día no se manifiesta ningún efecto, podéis usar libremente este aceite.

Hay muchísimas otras aplicaciones del aceite de aguacate, yo sólo os he citado algunas, así que si conocéis más aplicaciones, animaros a compartirlas con tod@s. Gracias.
Image and video hosting by TinyPic

You May Also Like

0 comentarios

¡Anímate a comentar! ♥Tu opinión es muy importante para mí♥